LA NUEVA BANDERA QUE PRESIDIRÁ ÉSTE BLOG

LA NUEVA BANDERA QUE PRESIDIRÁ ÉSTE BLOG

Si se pusiera al frente del desierto del Sahara a un gobierno socialista, al cabo de pocos años tendría que importar arena. Además del papel higiénico, claro.

¿VACACIONES?, POR SUPUESTO EN "GRAN CANARIA"

DEDICADO A ESA COSA BONITA QUE SE UNIÓ A MÍ EN EL 73. POR SUPUESTO QUE JUNTOS HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ

TE ESPERAMOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS EN "GRAN CANARIA"

Y ESTO VA A MISA

EN MI CASA MANDO YO, AUNQUE LAS DECISIONES LAS TOMA, MI SEÑORA.

Seguidores

BANDERA DEL DIA DE LOS MACHOTES Y LAS SEÑORITAS DE TODA LA VIDA

BANDERA DEL DIA DE LOS MACHOTES Y LAS SEÑORITAS DE TODA LA VIDA
¡¡Y NO VOY A PEDIR PERDÓN!!

LAS MENTIRAS TIENEN LAS PATAS MUY CORTAS

MUCHO TONTO POR AHÍ

¿QUE SIGNIFICA SER POLÍTICAMENTE CORRECTO?

RENUNCIAR A TU PROPIO CRITERIO PARA CONSEGUIR

LA FALSA ACEPTACIÓN DE UNA MAYORÍA DE IMBÉCILES

ENIGMAS DE LA MIERDOCRASIA DESDE 1978

PREGÚNTATE A QUIEN O QUIENES BENEFICIAN ESTOS ACTOS Y VERÁS LA LÚZ

23F
11M
ASESINATO DE ERNEST LLUCH,
ASESINATO DE ENRIQUE CASAS,
ASESINATO DE GREGORIO ORDOÑEZ,
ASESINATO DE FERNANDO MÚGICA,
ASESINATO DE MIGUEL ANGEL BLANCO
ASESINATO DE ALBERTO-JIMENEZ BECERRIL
ASESINATO DE TOMAS CABALLERO
ASESINATO DE MANUEL ZAMARREÑO
ASESINATO DE JESÚS MARIA PEDROSA
ASESINATO DE JOSÉ MARIA MARTÍN CARPENA
ASESINATO DE JOSÉ LUIS CASADO
ASESINATO DE FRANCISCO CANO
ASESINATO DE FERNANDO BUESA
ASESINATO DE JUAN MARÍA JAUREGUI
ASESINATO DE LAS NIÑAS DE ALCASER
INFARTO DE RITA BARBERÁ
SUICIDIO DE MIGUEL BLESA
ASESINATO DE MARTA DEL CASTILLO
SUICIDIO DE JUAN PEREZ MORA
¿MUERTE? DE FRANCISCO JOSÉ YÁNEZ ROMÁN
¿MUERTE? DE MARÍA DEL MAR RODRÍGUEZ
¿MUERTE? DE JOSÉ MARTÍNEZ NÚÑEZ
¿ACCIDENTE CEREBROVASCULAR? DE ANTONIO PEDREIRA
¿ACCIDENTE EN UN BARRANCO? DE ISIDORO CUBEROS
¿MUERTE? DE LEOPOLDO GOMEZ

TODO NUESTRO APOYO

TODO NUESTRO APOYO
CONTACTA CON NOSOTROS

.

.

miércoles, 2 de febrero de 2011

¿Monarquía constitucional y democracia en el siglo XXI, o República tercer-mundista?

Así se pronuncian y desean una minoría española respaldada con socialismo-nacionalismo-comunismo  con la ayuda  anacrónica de los tripartitos bien posicionados, de ahí que nunca en la historia de España, “tan pocos hayan podido hacer tanto daño a la política y las Instituciones”.

“Aunque algunos prefieran la caverna y el servil ’Vivan las cadenas’, la República tiene que llegar, porque la Monarquía es un sistema anacrónico e injusto. Sólo es necesario que la gente se pare a pensar y que se le dé la oportunidad de manifestar qué prefieren en un referéndum”.

Mensaje anónimo en “Jóvenes del PSC que gritan ’España mañana será republicana’ en el cierre de campaña en Cataluña”, foro La República.

España ha sido siempre un país de tópicos y prejuicios. A ellos se sumaron desde el inicio de nuestra joven democracia el trauma histórico y los complejos nacionales tras las décadas de dictadura franquista, dando paso a una evolución política un tanto peculiar en la que los términos “socialdemócrata” y “conservador” carecen de sentido si se miran desde la óptica europea y occidental. Aquí siguen siendo las etiquetas las que priman: se es “rojo o facha”, en una dicotomía (absurda por anacrónica) basada en planteamientos de infantilidad política que explican el encumbramiento al poder de un José Luís Rodríguez Zapatero cuyo bagaje político se resumía en lo de “soy socialista porque a mi abuelo lo mataron en la guerra”. Esto es en parte lo que explica también la indigencia intelectual de muchos de los que ocupan cargos públicos políticos en la España de 2011, y es claramente una pieza esencial a la hora de entender nuestro actual declive como Nación.

El propio Zapatero aseguraba recientemente que él tomaba sus decisiones “en base a convicciones, no a circunstancias”, y hay que reconocerle al hombre que aunque su gobierno haya sido posiblemente el que ha desarrollado una política más oscura y opaca desde 1978 (impulsando una agenda que confunde la transparencia democrática con la intoxicación informativa), lo cierto es que Zapatero ha sido reiteradamente en público muy claro en sus declaraciones a la hora de mostrar su total incompetencia como gobernante. Se retrata nuestro Premier tal y como es: ajeno a la realidad (esas malditas circunstancias cambiantes) y muy flojito en sus convicciones (que puede ser incluso que las tenga, aunque nadie lo diría viendo sus “excelentes” relaciones con sátrapas de variado pelaje). El suyo es obviamente un socialismo de corte soviético (muy lejano del intelectualismo marxista europeo) y su visión de la democracia bebe más de los planteamientos peronistas, que de la tradición política occidental. Un cocktail de manipulación populista, ineficiencia y despilfarro público, que explica por qué España está hoy al borde de la quiebra.

En esa misma España de “rojos o fachas” de 2011, uno de nuestros problemas más acuciantes es lo que yo llamo el “ombliguismo”. El mundo que nos rodea ni existe ni nos importa. Aquí lo que le chifla a la audiencia son los problemas de puertas adentro, los del terruño, los de cada uno, ese mundo interior del vivo sin vivir en mí, que hace que los españoles de hace 200 años fuesen mucho más globales que los de hoy, por difícil que pueda parecer. Nuestra mentalidad hoy (y más trágicamente, la de gran parte de nuestros jóvenes sometidos a una precariedad vital estructural por la ineptitud de nuestros gobernantes y por la capacidad generalizada de nuestra sociedad para seguir permitiendo que los mismos lleven ahí ya más de tres décadas financiando “chourradas” y mamandurria) sin cultura, explica que muchos sufran el peso de una dictadura de pensamiento único, en la que se marca al ciudadano lo que es “progre” y democrático, lo que se debe decir y hacer, donde la ciudadanía ha de ser educada en los colegios en base al credo político de unos contra otros. Se entierra la noción de que la verdadera democracia es la que permite un mayor grado de elección personal a los ciudadanos, entendiendo que libertad y responsabilidad son caras inseparables de la misma moneda. En nuestra España tan “progre” y tan vacía carente de expectativas futuras,  hay cada vez menos respeto Institucional y personal, pero cada vez más prohibiciones y planteamientos impuestos por unos políticos que no tienen ningún problema en recordarle al respetable que ellos hacen, quitan y ponen en función de “lo que les sale de los cojones”. Y nosotros a costearlos y a decir “Sí, wana”.

Esos mismos libertarios liberticidas son los que llevan años contándole a la juventud española que lo que mola es la república, que la Monarquía está desfasada, que es una injusticia y una antigualla, y que toca ya pronto sustituirla por la reluciente república que nos hará más libres y “progres” aun si cabe. Todos a ser republicanos, que los defensores de la Monarquía constitucional (entre los cuales me posiciono rotundo) son unos carcas. Nos repiten una y otra vez que eso es lo que nos hará más libres y mejores. El “España mañana será republicana” es lo que nos devolverá los puestos de trabajo, el superávit en las arcas públicas y el respeto internacional. Eso y lo de poder por fin escribir oficialmente “Su Majestad el Rey” sin mayúsculas. De menuda tiranía nos ha librado por fin la asunción del credo “progre”, los que se premian constantemente y los seguidores más pegajosos, en la RAE. Claro que sí, hombre, si la mayoría de países del mundo en 2011 son repúblicas, ¿a dónde vamos los españoles aguantando una Monarquía Constitucional, con mayúsculas y Borbones a estas alturas?

Pues resulta que aunque de esto no hayan informado los medios en la liberada chabola política “made in Spain” que gobiernan el ínclito Zapatero y su guardia de corps, a finales de 2010 la “Economic Intelligence Unit” del medio británico “The Economist” (que puede que le suene a alguien en España, e incluso en La Moncloa), publicó su tercera revisión (2006, 2008, y 2010) de la situación de la democracia en el mundo, el famoso “Democracy Index”. Los expertos y analistas de “The Economist” han vuelto a dividir el mundo en cuatro categorías: Democracias Plenas, Democracias Fallidas, Regímenes Híbridos y Regímenes Autoritarios. Todos los países analizados (167) han sido distribuidos entre estas cuatro categorías tras evaluar su situación con respecto a varios parámetros (elecciones libres, seguridad de los votantes, influencias externas sobre el gobierno, y capacidad de los funcionarios de implementar políticas) y los resultados son muy relevadores. Tanto, que deberían ser capaces de llamar a la puerta de la conciencia de muchos en España, con el aldabonazo que permiten la rotundidad de los datos mostrados y la profesionalidad del que los presenta sobre los 167 Estados sondeados. Aunque también sobre esto debemos tener cautas esperanzas, ya que el español medio hace mucho que hizo buena la cita del crítico literario escocés Lord Jeffrey (1773-1850) de que “los prejuicios son como ratas, y la mente de los hombres, como jaulas; los prejuicios entran rápido en ellas, y es dudoso si en algún momento después llegan a salir”.

Aun así, vale la pena zambullirse en el “Democracy Index” de 2010 para ver el Estado del mundo. A finales del año pasado, de los 167 países evaluados, la división en categorías es en cierto modo escalofriante: existen a día de hoy tan solo 26 democracias plenas. Las democracias fallidas son 53. Los regímenes híbridos llegan a ser 33, y los regímenes autoritarios (55) son mayoría.

Quiero llamarles la atención sobre el hecho de que de los diez primeros países en el ranking de los más democráticos del mundo, nada menos que siete de ellos son Monarquías constitucionales: Noruega (1), Dinamarca (3), Suecia (4), Nueva Zelanda (5), Australia (6), Canadá (9) y Holanda (10); junto a tan solo tres repúblicas: Islandia, Finlandia y Suiza (en los puestos 2, 7 y 8 del ranking). De las 26 democracias plenas (entre las que sorprendentemente aun se encuentra nuestro país), 12 son Monarquías constitucionales, con Luxemburgo (11), España (18), Reino Unido (19), Japón (22) y Bélgica (23) completando la lista de reinos incluidos entre las escasas democracias plenas del planeta: tan solo el 15’6% de los países, lo que se traduce en el 12’3% de la población mundial. Así que imagínense, si ya nos parecía que la democracia española estaba devaluada tras siete años de Zapatero en La Moncloa, ¿cómo será la situación en el resto del mundo? Coincidirán conmigo (si las ratas en el cerebro les dejan) en que el hecho de que siete de las 10 principales democracias del mundo sean Monarquías constitucionales constituye una reivindicación rotunda del valor de dicha forma política como salvaguardia de la división de poderes, que en el fondo es la única garantía válida de democracia. En las cuatro categorías en las que el “Democracy Index” divide a los 167 Estados evaluados, a mayor nivel de democracia, mayor número de Monarquías constitucionales; a menor nivel de democracia (categorías 2, 3 y 4), mayor número de repúblicas. Por cierto, para los que se los están preguntando: sí, EE.UU. es una de las democracias plenas, ocupando el puesto número 17.

Es también preocupante comprobar que 13 de los 27 miembros de la UE ni siquiera son democracias plenas, incluyendo pesos pesados como Francia o Italia, gracias a esperpentos como Sarkozy y Berlusconi. En el grupo de las democracias fallidas se hallan pues Grecia (28), Italia (29), Francia (31), Eslovenia (32), Estonia (33), Eslovaquia (38), Chipre (39), Lituania (41), Hungría (43), Polonia (48), Letonia (49), Bulgaria (51) y Rumania (56). Otros tres países con estatus de candidato al ingreso en la UE se hallan en esta categoría: Croacia (53), Montenegro (68) y Macedonia (73), siendo curioso que Serbia (uno de los principales parias de Europa) supera en nivel de democracia a dos de ellos al alcanzar el puesto número 65. Claramente, datos de los que se debería hablar mucho en Bruselas. Por cierto, entre las 53 democracias fallidas solo hay cinco Monarquías constitucionales (Jamaica, Tailandia, Papua Nueva Guinea, Malasia y Lesotho) frente a 48 repúblicas.

Les dejo dos notas preocupantes más sobre el ranking de países en el “Democracy Index 2010”: Turquía se halla en el puesto 89, en la categoría de regímenes híbridos, algo muy importante para los acérrimos defensores de las aspiraciones turcas al ingreso en la UE (entre los que me reconozco también de modo rotundo). Las autoridades en Ankara deben prestar atención a esto e impulsar decididamente cuantas mejoras democráticas sean necesarias para que la república fundada por Ataturk salga de esa categoría impropia de un aliado occidental de su peso, miembro de la OTAN, del Consejo de Europa y candidato al ingreso en la UE.

La otra nota que no quiero dejar pasar con respecto al “Democracy Index 2010” es la que muestra la posición de los principales aliados en política exterior del gobierno Zapatero desde 2004: los amigos de Moratinos están por lo que valen, desde Francia (31) entre las democracias fallidas; Bolivia (80) y Venezuela (96) entre los regímenes híbridos; y Marruecos (117), Cuba (121), China (136), Siria (152), Libia (158), y Guinea Ecuatorial (168) considerados como regímenes autoritarios. Desde luego también en Ferraz y Moncloa deberían tomar nota de esto, pero visto lo visto hay pocas esperanzas de ello, al menos hasta que la cúpula del PSOE sea renovada por completo.

En fin, a modo de conclusión y volviendo al tema del valor de la Monarquía Constitucional como valioso instrumento al servicio de la democracia en España y en el mundo, les dejo dos párrafos muy interesantes escritos en 2008 por Francisco Rubiales en su blog “Voto en Blanco”. Coincido con el análisis descrito en ellos, pero aun guardo la esperanza de que los españoles no acaben de tirar por la borda las bondades de nuestro sistema, perdidos como siempre en banales diatribas iconoclastas y en prejuicios anacrónicos. Prefiero mantener un poco de esperanza en nosotros mismos, y que sea el tiempo el que diga y hable dónde se están equivocando el desgobierno de José Luis Rodríguez Zapatero …

“El Borbón es un español educado para ser Rey, con una preparación y una experiencia que supera a la de otros monarcas y a la pléyade de líderes mediocres que produce la partitocracia española política, gente incapaz de ganarse el respeto internacional, que ni siquiera sabe idiomas para dialogar con los otros líderes en los grandes foros. Ese Borbón que muchos quieren borrar del mapa es hoy la única autoridad del Estado español capaz de descolgar el teléfono y lograr que se le ponga cualquier jefe de Estado o de gobierno en el mundo, incluyendo el que manda en Washington.

A pesar de todo, los seguidores de manuales políticos trasnochados y obsoletos en el anacronismo de sus sueños, posiblemente encontrados en el desván del odiado franquismo, deben tranquilizarse porque la Monarquía Española que tanto odian tiene los días contados. Un Rey no tiene función alguna en una nación de taifas. Al Borbón no le derrocará la quimérica república anestesiada de odio, sino la degradación de la política española, la impericia de sus dirigentes, el mal gobierno y el hastío ciudadano ante una democracia que se arrastra por los suelos llorando, ya sin dignidad ni justicia. Sin el idioma común y sin una figura como el Rey que debería mirar el daño hecho por quienes a la desesperada nos imponen ésa república nada coherente, nos quedaremos únicamente con la legión de reyezuelos gastosos, inútiles, arrogantes, nuevos ricos y advenedizos, siempre hambrientos de poder y de privilegios, la esencia y la imagen de la nueva España que nos espera para servirles como  buenos corderitos a los nuevos  dictadores, de los minis-Estados”.

Álvaro Ballesteros, abogado, experto en Seguridad Internacional y Política Exterior.

11 comentarios:

Harimagüada dijo...

Me ha gustado mucho lo leído y remato con un..(¡¡Fins Als Collons!!)… «Senyors, ja no aguanto més. Vaig a ser-los franc: estic fins als collons de tots nosaltres!»… En su versión en castellano, la frase viene a decir: “Señores, ya no aguanto más. Voy a serles franco: estoy hasta los cojones de todos nosotros”. La frase, gloriosa, no es mía, aunque me pese. La pronunció Don Estanislao Figueras, el primer Jefe de Estado y Gobierno de la Primera República española, allá por junio de 1873, en pleno Consejo de Ministros, harto de las discusiones eternas, estériles y fratricidas que conducían al país a una parálisis total y a una crisis desintegradora sin parangón.

La situación a la que tuvo que enfrentarse el primer Jefe de Estado republicano español era absolutamente esperpéntica. Diputados monárquicos votando por la república; republicanos centralistas votando por el Estado federal; republicanos federalistas exigiendo el sistema confederal; sublevaciones de cantones soberanistas por todo el país; el estallido de la Tercera Guerra Carlista; la Guerra de los Diez Años en Cuba; una crisis económica de dimensiones mundiales; una deuda exterior apabullante; y una corrupción e inoperancia parlamentaria suicida, con diputados y senadores cuyos usos eran incluso peores que los actuales, con pinganillo y todo incluido.

En aquel tiempo de locura generalizada (en el que, por poner unos ejemplos, Sevilla se erigió en República Social, Jumilla en cantón independiente preparado para combatir contra la “nación murciana”, y Cartagena envió su propia flota cantonal de dos fragatas a saquear “potencias extranjeras” como Almería y Alicante), el insigne catalán federalista que presidía la Primera República española, tras anunciar que estaba ya hasta los cojones de la película, dejó su nota de dimisión en su despacho, se dio un buen paseo por Madrid, y sin decir ni pío a nadie, se subió en el primer tren que salía de la capital y no se apeó hasta llegar a París.

Tela marinera, señoras y señores. Frente a un paisaje de ese tipo, con los españoles dispuestos a eliminarse los unos a los otros, y con el país haciendo más agua que el Titanic tras toparse con el iceberg, no es de extrañar que al primer Presidente de la Primera República española le diera por mandarlo todo a hacer puñetas y salir pitando, no que los echaron “otros”. Don Benito Pérez Galdós definió en ese momento la actuación vergonzosa de los diputados en el parlamento como “un juego pueril, que causaría risa si no nos moviese a grandísima pena”, qué sabio Don Benito, era de izquierdas, pero sabía con entereza que no se llegaría a nada.

SIGUE..........

Harimagüada dijo...

Cerca de siglo y medio después, seguimos reproduciendo algunos de estos parámetros suicidas, fratricidas, e idióticos a más no poder, empezando por el mismo desgobierno, que se mueven más por ideales, que por lo que necesita de verdad el pueblo en todos los ámbitos, sobran muchas ideas injustas para la gran mayoría española y sobran las que favorecen a sus ambiciones destructivas social y culturalmente.

Olvidando e ignorando que la España democrática de la Constitución de 1978 supone el mayor desarrollo, progreso y estabilidad que nuestro país ha conocido nunca en su dilatada historia, que está llena de momentos brillantes, pero también de bajezas, despropósitos y barbaridades. Las Instituciones Democráticas han vuelto a reproducir el mismo juego pueril, que causaría risa si no nos moviese a grandísima pena, mientras se dilapida nuestra herencia común y los logros alcanzados sobre el sufrimiento anterior de tantas generaciones de españoles. Con un desgobierno autista-hedonista, y con unos políticos nacionalistas-independentistas-radicalizados, profundamente anti-democráticos, que basan su legitimidad no ya en las urnas sino en pretendidas reivindicaciones nacionalistas de más de “7.000 años de antigüedad”, o en planteamientos estilo Al Capone, como lo de “si mostramos más firmeza, ganamos la batalla”.

Y eso es lo que hay, en este maravilloso País, España, en el que muchos acaban por sentirse hasta los “mismísimos” debido a una pesadilla política cansina de exigencias interminables, donde se busca imponer banderas y lenguas, postulados y dogmas, y donde se acusa de fascistas a los que enarbolan la bandera Constitucional del Estado Democrático: una bandera elegante y preciosa que existe como tal desde 1981 y que no tiene ningún vínculo con la bandera del régimen franquista. Arturo Pérez Reverte también escribía recientemente que “el problema no es la bandera, ni el toro, sino la puta que nos parió. A todos nosotros. A los ciudadanos de este país de mierda de cuatro incultos”.

SIGUE..........

Harimagüada dijo...

Y ¿Quién sabe? Tal vez tenga razón el maestro Pérez-Reverte. Sea como sea, por si sirve de algo, yo aun me permito el gustazo de anunciar a los cuatro vientos que a todos los que (fuese desde el puesto, trinchera o posicionamiento ideológico que fuese) trabajaron y aportaron su esfuerzo para mejorar y fortalecer democráticamente nuestro país, España, les profeso el más sentido respeto y agradecimiento. A los que pretendieron y pretenden cuartear, debilitar, difuminar y deshacer España para construir sus reinos-dictatoriales de taifas identitarios, para ser sus esclavos, alegando políticas pseudo-democráticas, mi más sentido pésame… Entiendo y comparto en cierto modo el sentimiento de Arturo Pérez Reverte cuando dice lo que dice, pero aun así yo no llegaría a escribir lo de “país de mierda, ni la puta que me pario, porque mi madre es una santa y la respeto”. Me quedo mejor con la expresión de repulsa de Don Estanislao Figueras, con la sonrisa cargada de ilusión y ganas de seguir trabajando por el futuro de esos jóvenes que hace poco celebraban la victoria en el Mundial de Sudáfrica, envueltos en sus banderas de España, orgullosos de su país por un momento, sin tener que disculparse por ello.

Me quedo con un montón de cosas: el sabio consejo de la fortaleza vital del científico que ha de emigrar como José Ramón Fernandez Navarro y todos los jóvenes emprendedores españoles, porque en nuestra España, ya no hay sitio para ellos, es para la inculta inmigración que nos enseñan cómo no ser personas decentes, la fina ironía del análisis clarividente de José María Pérez Zúñiga, el grandioso ejemplo moral de Elena Cuberos, la capacidad de renacer de sus cenizas de Irene Ballesteros, por mis antepasados y las ganas de avanzar y de no doblegarse de Agustín Rodríguez, y los sueños de tantos españoles de bien que quieren salir pronto de este torbellino de crisis existencial en el que nos han metido los que hoy ocupan esos escaños en los que se sentaban en su momento aquellos que llevaron a Don Estanislao a autoexiliarse. Me quedo con una sonrisa mágica... Es por ellos que encontraré siempre la fuerza interior para seguir trabajando por un futuro mejor. Seamos fuertes una vez más, y a pesar de estar “fins als collons”, hagamos que la historia se vuelva a sentir orgullosa de esos y todos los españoles que supieron hacer y hacemos frente a la adversidad y que conquistaron de nuevo un futuro mejor para todos…

Creo que ya está más que explicado a dónde nos quieren llevar sin rumbo y terminar peor que las repúblicas-bananeras-absolutista-dictatorial, - como he dicho siempre- que se conocen en las repúblicas-dictatoriales solapadas por los desgobiernos autoritarios de Marruecos y la Sudamérica más negra de la historia, vendiéndonos una inmigración de hace 7 años hasta el día de hoy, para comprar su voto en las ayudas abusivas, para mantenerse en el poder ABSOLUTISTA de los socialistos-nacionalistos-independentistas-comunistas-ombliguistas y separatistas-, que odian y prefieren una España sometida, rendida, que libre te tanto odio y venganza para encerrarnos en sus miedos y no poder ser libres en pensamientos y forma de ser de cada un@..

Saludos cordiales

Harimagüada

DORAMAS dijo...

Hri, desde que se empezaron a perder las colonias, hecho que provocaron esos políticos de aquella época, igual que hoy lo hacen otra vez los descendientes de aquellos impresentables, España ha ido a menos y la historia se repite.
La Constitución del 78, solo fue un paso para arreglar este país, lo que ocurre que de ella solo se ha desarrollado, la parte que les interesa a esos que dirigen las Taifas españolas, el resto, que habla de los derechos de los españoles, eso NI SE HA TOCADO.
España, como PAÍS DE MIERDA, somos el ejemplo mundial de lo que no se les debe permitir a los políticos. Supongo que en muchos países verdaderamente democráticos, en sus estudios sobre política, dedicarán un capitulo especial al reino de España, ejemplo de lo que no se debe permitir, si se desea ser libre.
Fíjate, que somos el ÚNICO EJEMPLO INTERNACIONAL, a no seguir.

Candela dijo...

Yo no soy especialmente monárquica. Pero la figura del Rey, si cumpliera con su función unificadora tampoco me molestaría. El problema es que éste Rey ni siquiera toma posiciones con la que nos está cayendo, y no me refiero a posiciones políticas (donde no debe entrar) sino a pronunciamientos en temas como el terrorismo, legislación electoral etc...Políticamente se ha decantado por la izquierda y lo veo fatal.

Una República es solo un sistema de gobierno. Que la izquierda se la quiera adueñar y ser su abanderado demuestra que no han superado su fracaso republicano por entender que con o sin república, con o sin Rey, ellos están por encima de la ley.

Anónimo dijo...

Pues me alegro de poder leer tanta información que nos tapan a todos, sobre todo a los jóvenes en la historia de España, como ya no sabemos al final a qué historia hay que hacer caso por la venta de libros de textos que ha desaparecido todo de todo y que ya se puede escribir de cualquier manera y hablar peor se oyen trompetas de caída libre dentro del desgobierno porque por fin suspenden a ¡¡ZP-ETA, EN EDUCACIÓN!!.

Para ZP-ETA, todos los problemas de la educación en España se reducían a la necesidad imperiosa de recrear la asignatura franquista “Formación del espíritu nacional”, con idéntico propósito de manipulación ideológica, pero en sentido contrario. Así es que tuvo la ocurrencia de imponer en todos los colegios y escuelas la nefasta “Educación para la ciudadanía”, que, salvo excepciones, se imparte para descristianizar España aceptando el islam impositivo a todos los niveles por aquello de “políticamente correcto” perdiendo nuestra cultura e historia y para preparar entre los adolescentes a futuros votantes del Partido Socialista-nacionalista-independentista.

Y, claro, los Organismos Internacionales han suspendido a ZP-ETA en Educación entre otras cosas. Ocupamos ya el último lugar en la Unión Europea, empatados con Portugal. Con el bodrio decrépito de la “Alianza de las Civilizaciones”, el fracaso escolar ha alcanzado cifras difícilmente superables. Si la clave de la prosperidad de una nación reside en la Educación, como afirmó Ortega y Gasset, habrá que convenir en la gravedad de la lesión zapatética al bien común de los españoles en su cultura de siglos, para implantar la inventada por los “progues” incultos, por fin se han dado cuenta del mal que nos aquejaba en las aulas mientras nuestros hijos cada día estaban peor preparados, con libros de textos basura, donde los amigos de las editoriales socialistas-nacionalistas, se ponían las botas con millones de euros todos los cursos, donde los padres nos veíamos negros para que pudieran estudiar al no tener algunos, los recursos para pagarlos.

La disparatada política socialisto-nacionalistos de Educación viene de lejos. No se pueden cargar todas las culpas sobre ZP-ETA, hay que pensar que todo empezó con Felipe González, cuando cambió las formas de estudio para implantar la sudamericana con la ESO, aunque ha sido él quien ha acentuado los despropósitos y las proposiciones absurdas, empezando por atizar la falta de respeto del alumnado adolescente hacia sus profesores. El desaguisado de ZP-ETA en Educación no se arregla en un año ni posiblemente en una generación. Pero Rajoy debe emprender, en cuanto le sea posible, la regeneración de nuestro sistema educativo, porque es la máxima que esperamos los padres y los Institutos vuelvan a ser lo que eran en respeto y cultura.

----------->

Anónimo dijo...

Y hablando de todo cómo terminará el tema “FAISÁN”, ¿HABRÁ MANIOBRA DE ZP-ETA CONTRA RUBALCABA?, Las lenguas de triple filo que se agitan en Ferraz secretean a voz en grito que el “caso Faisán” ha remontado el vuelo porque ZP-ETA está harto de Rubalcaba y quiere segarle la hierba bajo los pies. Se trata de una especulación. Pero la idea ha cundido y son muchos los que siguen expectantes el nuevo vuelo de ese faisán que puede poner en serios aprietos la estabilidad de Rubalcaba y compañía.

La Razón, en un excelente reportaje de Ricardo Coarasa, desvelaba la implicación de Jesús Eguiguren en el caso. “Aquí el que corta el bacalao es Jesús”. Un pinchazo telefónico ha destapado la relación entre el dirigente socialista y el dueño del Faisán, junto a la delicada situación de Antonio Camacho, secretario de Estado de Seguridad, y Víctor García Hidalgo, exdirector general de la Policía. El debate está servido y veremos quién sale finalmente empitonado por este asunto tan extremadamente turbio y sabiendo que ya se ha archivado el caso de De-Juana, entre otros.

Con todo, la clave de la actual especulación, es saber si estamos ante una maniobra del think tank monclovita para cortarle las alas a Rubalcaba cosa que va a salpicar muy mucho al desgobierno, en minúscula. Los entusiastas de ZP-ETA se han quedado atónitos ante lo que está ocurriendo. Rubalcaba es ya el copresidente del Gobierno y hasta las ranas del estanque del Retiro aseguran que en unos meses, tal vez en unas semanas, se convertirá en el sucesor del presidente circunflejo. Salvo que el “caso Faisán” le cubra de oprobio y tenga que resignar su posición privilegiada para cambiar de tácticas y mantenerse en un poder más nefasto y más negro si cabe, dada las circunstancias cuando llegaron al poder.

Saludos
Joaquín Medina, grancanario

Lasafor dijo...

Hola… siempre que puedo entro en tu blog e intento entender lo que nos cuentas, algunas veces no lo consigo pero lo intento. No es que yo comparta algunas de tus ideas pero reconozco que están muy bien documentadas y de paso me entero de algunas cosillas, que solo encuentro en tu blog, un saludo

DORAMAS dijo...

Candela, ser o no ser monárquica, no es el caso. La situación se ha dejado de la mano de los socialistas, sin tener a nadie que les controle. El rey, les ha salido un palmero a estos y eso es lo que aprovechan. Otra cosa es que no diga nada y eso es muy grave.

DORAMAS dijo...

Joaquin, los libros de texto, hoy en día están redactados por los inteligentes socialistas, mas aun, aquella asignatura del "formación del espíritu nacional", ha tergiversado en "formación del espíritu socialista". La pena es que nadie sale en defensa de esta circunstancia.
Llevamos tres generaciones perdidas en las escuelas y son generaciones que ya no tienen solución alguna.
Rubalcaba fue uno de los integrantes del invento ese de la LOGSE, en tiempos de Mister X, y así de bien les ha salido.
Si en las próximas elecciones, ganara el PP, debería derogar todas esa leyes y Decretos, para volver a empezar de nuevo, por lo tanto, si hacen como hizo Aznar, que les dejo todo lo que se habían inventado, ademas de dejar a todos sus amigos en los lugares que estaban, lo cual llevo a la gran traición, pues esto seguirá así.
Aún más, a todos los socialistas que fueron condenados por el GAL, Aznar los indulto, y eso, al parecer nadie lo sabe, pero fué así.
En cuanto al Faisán, pues como opinión mía, lo asaran y nos lo comeremos con la guarnición que a ellos les apetezca, así de simple, no rodarán cabezas y si ruedan serán de los de mas bajo nivel de responsabilidad, al tiempo y espero equivocarme.
Y de esto último, entiendo un rato largo.

DORAMAS dijo...

Lasaflor, me alegra que algunas cosas de este blog, te abran la mente, para eso se ponen, para explicarles a muchos la realidad que nos esconden los medios de comunicación apesebrados al gobierno. Seguiremos en esa linea, pues es la que nos trazamos hace mas de tres años, cuando este blog comenzó su andadura. Gracias por tu visita y comentario.