LA NUEVA BANDERA QUE PRESIDIRÁ ÉSTE BLOG

LA NUEVA BANDERA QUE PRESIDIRÁ ÉSTE BLOG

Si se pusiera al frente del desierto del Sahara a un gobierno socialista, al cabo de pocos años tendría que importar arena. Además del papel higiénico, claro.

¿VACACIONES?, POR SUPUESTO EN "GRAN CANARIA"

DEDICADO A ESA COSA BONITA QUE SE UNIÓ A MÍ EN EL 73. POR SUPUESTO QUE JUNTOS HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ

TE ESPERAMOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS EN "GRAN CANARIA"

Y ESTO VA A MISA

EN MI CASA MANDO YO, AUNQUE LAS DECISIONES LAS TOMA, MI SEÑORA.

Seguidores

BANDERA DEL DIA DE LOS MACHOTES Y LAS SEÑORITAS DE TODA LA VIDA

BANDERA DEL DIA DE LOS MACHOTES Y LAS SEÑORITAS DE TODA LA VIDA
¡¡Y NO VOY A PEDIR PERDÓN!!

LAS MENTIRAS TIENEN LAS PATAS MUY CORTAS

MUCHO TONTO POR AHÍ

¿QUE SIGNIFICA SER POLÍTICAMENTE CORRECTO?

RENUNCIAR A TU PROPIO CRITERIO PARA CONSEGUIR

LA FALSA ACEPTACIÓN DE UNA MAYORÍA DE IMBÉCILES

ENIGMAS DE LA MIERDOCRASIA DESDE 1978

PREGÚNTATE A QUIEN O QUIENES BENEFICIAN ESTOS ACTOS Y VERÁS LA LÚZ

23F
11M
ASESINATO DE ERNEST LLUCH,
ASESINATO DE ENRIQUE CASAS,
ASESINATO DE GREGORIO ORDOÑEZ,
ASESINATO DE FERNANDO MÚGICA,
ASESINATO DE MIGUEL ANGEL BLANCO
ASESINATO DE ALBERTO-JIMENEZ BECERRIL
ASESINATO DE TOMAS CABALLERO
ASESINATO DE MANUEL ZAMARREÑO
ASESINATO DE JESÚS MARIA PEDROSA
ASESINATO DE JOSÉ MARIA MARTÍN CARPENA
ASESINATO DE JOSÉ LUIS CASADO
ASESINATO DE FRANCISCO CANO
ASESINATO DE FERNANDO BUESA
ASESINATO DE JUAN MARÍA JAUREGUI
ASESINATO DE LAS NIÑAS DE ALCASER
INFARTO DE RITA BARBERÁ
SUICIDIO DE MIGUEL BLESA
ASESINATO DE MARTA DEL CASTILLO
SUICIDIO DE JUAN PEREZ MORA
¿MUERTE? DE FRANCISCO JOSÉ YÁNEZ ROMÁN
¿MUERTE? DE MARÍA DEL MAR RODRÍGUEZ
¿MUERTE? DE JOSÉ MARTÍNEZ NÚÑEZ
¿ACCIDENTE CEREBROVASCULAR? DE ANTONIO PEDREIRA
¿ACCIDENTE EN UN BARRANCO? DE ISIDORO CUBEROS
¿MUERTE? DE LEOPOLDO GOMEZ

TODO NUESTRO APOYO

TODO NUESTRO APOYO
CONTACTA CON NOSOTROS

.

.

sábado, 19 de septiembre de 2015

PIJAPROGRES O FEMINAZIS

Cualquier hombre, heterosexual, vamos, el 97 ó 98 por ciento de la población masculina, se habrá  percatado de que hay una especie de tribu urbana (agrupación de gente  joven que viste de forma similar, posee hábitos comunes y van a los mismos lugares) que se está propagando, a la manera de las plagas de Egipto que se describen en la Biblia. Estoy hablando de las femiprogres.

¿Que no saben ustedes de quiénes estoy hablando y de quiénes se trata?

Bien, pues presten atención, y después de leer el post, salgan a la calle y observen, agudicen la vista y el ingenio.

En estos tiempos que corren, tal como ha ocurrido siempre: los "hippies" en los 60, los “mods” en los años 70, del siglo pasado, los “grunges” en los 90; en la actualidad vemos por doquier una nueva tribu, casi omnipresente, las femiprogres. 

Las femiprogres son el resultado de la hibridación de un perroflauta y una progre, o, a la inversa. Están en todas partes, como si fueran los nuevos dioses, en los medios de comunicación, en las asociaciones vecinales, en los gabinetes de “orientación” de los institutos de secundaria, en las facultades universitarias… ¡Hasta en las parroquias católicas! Y por supuesto, en los partidos políticos, y en los sindicatos, particularmente en los autodenominados “progresistas”.

Como  cualquier “tribu” que se precie, sus integrantes, quienes se adscriben a esta manada, poseen costumbres, hábitos –y hábitos- (por aquello de “el hábito hace al monje”) muy especiales. 

Bien, veamos algunas características, algunas señas de identidad:

– El pelo es uno de sus rasgos más peculiares. Las “miembras” más maduritas de esta especie suelen llevar pelo corto teñido de color rojo fuego, y en ocasiones morado, alusiones claras al comunismo y republicanismo, ideologías en las que bebe el femiprogresimo, especialmente el libro de Federico Engels, “La familia, la propiedad y el Estado”. También se da la variante gris-blanco en cualquier longitud, como muestra de oposición a la tiranía de la moda y de lo que denominan “auto-cercenación” de la feminidad. A poco que ustedes echen un vistazo, podrán observar a políticas, escritoras, directoras de cine, comisarias de exposiciones de arte y algunas mujeres “públicas” más de esa guisa…

Por el contrario, las “miembras jóvenes” del movimiento suelen llevar un corte de pelo, denominado “mullet”: corto por delante, flequillito muy corto, a bocados, y largo por detrás.

Algunas, también llevan, además, las sienes, o una de ellas, rapada; asimismo, algunas individuas suelen añadir “rastas”. Y las que hacen apología de la fealdad en sus cabezas, recurren simplemente a llevar el pelo corto, llegando casi “al cero”. El objetivo es parecer lo menos femeninas que les sea posible.

– El atuendo de las individuas de más avanzada edad, suele ser de colores extravagantes, vestidos floreados, túnicas y atavíos por el estilo. También suelen elegir chaquetas, rebecas, grises o marrones con hombreras y acompañarlas de faldas hasta los tobillos. Las prendas de vestir de las más jóvenes suelen imitar los vestidos de la última década del siglo XX, tirando a “perrofláuticos”: mayas y camisetas de rayas, petos de estilo malabarista, y ropa artesanal, de las que distribuyen quienes se dedican al negocio denominado “comercio justo”. Apenas han cambiado o renovado su vestuario en  las últimas dos décadas. Predominan los colores morado y violeta. También suelen atarse al cuello algún “fular” (pañuelo o bufanda) generalmente de color lila, palestino o multicolor, con los colores de la bandera “gay”.

– La distribución geográfica de esta tropa es tanto rural como urbana, habitan tanto en ciudades como pueblos. Suelen frecuentar  las plazas y, como buenas individuas gregarias, siempre van en grupo. Se agrupan, cual hienas africanas,  en juntas, asambleas y comandos diversos, para “luchar contra el sistema”… También se dejan caer por parques en los que haya alguna zona de columpios y toboganes, acompañadas de niños también desaliñados, y en compañía de perros, formando un “microclima cultural multicolor, de individuos de distintas edades (excepto ancianos, que para ellas no son “guays”).

Otro hábitat de esta especie son las universidades, especialmente las de Humanidades, ¡Faltaría más, que se matriculen en carreras universitarias de Ciencias, o tecnológicas!, y si es en departamentos, o áreas de investigación subvencionados con dinero del Estado (aunque sea del Sistema Hegemónico Patriarcal) mejor que mejor. También pululan por tascas, mesones y bares casposos, de aspecto sucio y mucha solera, casas okupas, centros cívicos…

– Pensamiento femiprogre: La mayoría de las femiprogres son comunistas, socialistas, anarquistas y en general se hacen llamar “progresistas”;  aunque algunas lo niegan y dicen no participar de ninguna “ideología”. Como es de suponer, su “doctrina” está impregnada de odio, de rencor,  es maniquea, fanática, intransigente e intolerante. Cuando tratas con esta jauría, solo cabe: "estás con ellas o estás contra ellas". Su discurso es tramposo, incomprensible y sobre todo falaz. Recurren constantemente a las llamadas “falacias lógicas”. Ni que decir tiene, que predomina la falacia ad hominem, y cuando no logran que su contrincante se retire, lo intentarán todo, hasta aburrir por hartazgo…  Por supuesto, si se está hablando, pongo por caso de Badajoz, cuando menos lo esperes estarán hablando de Ayamonte, provincia de Huelva, dado que por allí también pasa el río Guadiana.

Echan pestes de cualquier relación sexual, especialmente entre hombre y mujer, por considerar que son implícitamente desiguales, de dominación, violentas, e incluso llegan a equiparar cualquier acto sexual entre hombre y mujer, con una violación, pese a que sea consentido. 

 Consideran que hay que perseguir, con saña, la prostitución (sea voluntaria o no) y la pornografía. Sienten un profundo odio hacia los hombres y todo lo que a su entender, huela a burgués, aunque acaben aceptando a “feministas burguesas”  sin demasiados problemas
Pese a que lo nieguen, todas ellas desearían formar una familia tradicional, convencional, “aburguesada”. También aborrecen cualquier forma de seducción, cortejo o flirteo, e incluso el piropo, todos ellos considerados como maltrato, y que según su sabio entender, debería ser proscrito, perseguido y severamente sancionado (ni que decir tiene que se arrogan una superioridad moral, que las lleva a la convicción de que es legítimo que se conviertan en las nuevas gestoras de la moral colectiva).

Sus tópicos, consignas, más manidos, manoseados y repetidos hasta aburrir son “el Patriarcado”, “el techo de cristal”,  y los “constructos sociales y culturales” y lindezas por el estilo. 

Por ejemplo:

“La culpa del paro es del Patriarcado”, o “si esa mujer maltrató a su hijo es porque el Patriarcado la empujó a hacerlo”. “Esa mujer, víctima del patriarcado, ha actuado en legítima defensa…” “La teoría de Darwin es absurda, es un constructo social”, o “lo femenino y lo masculino no existen, son un constructo social, resultado de la educación patriarcalista, propia de la familia tradicional”.

Como puede suponer, cualquier idea es susceptible de argumentarse con frases y vocablos “talismán” semejantes, como haría cualquier agrupación e ideología sectaria.

– Hablemos de su conducta habitual: 

Poseen una actitud de abierta hostilidad hacia los hombres heterosexuales (más del 97 por ciento de la población masculina) y también contra mujeres heterosexuales que no les hagan el caldo gordo, y  que reivindiquen su rol femenino tradicional. También son beligerantes contra toda clase de orden, jerarquía o gobierno, y tienen especial inquina con la jerarquía de la Iglesia Católica y sus fieles, no dudando en profanar templos católicos cuando les viene en gana. 

Siempre están de mal humor, crispadas, y su tono de voz es gritón, coactivo, estridente, insultante y amenazante. Aunque parezca paradójico, entre ellas abunda la misoginia mezclada con la misandria (odio a el que ellas profesan, y del que se arrogan la ortodoxia).

Las femiprogres en general gustan de todo lo zafio y lo feo: las axilas y las piernas sin depilar,  peludas; los desnudos antisexys y los pubis desaseados y desagradables forman parte de su repertorio. Usan expresiones chabacanas, soeces, barriobajeras, arrabaleras, ordinarias (“porque mi coño lo vale y lo tengo  más grande que tu pene”) y acostumbran a desplazarse con los pies a las tres menos cuarto.

Básicamente su estrategia consiste en integrar e incorporar a su cotidianidad lo peor de ambos sexos.

Sus gustos musicales abarcan el flamenco, flamenkito, ska, reggae, punk radical, cantautores, y en general todo lo que tenga un toque rumbero o aflamencado con aires de fusión y apoyo a causas perdidas. 

Las más “avanzadas” se deleitan con las divas del jazz: Ella Fitzgerald, Billie Holiday y gente por el estilo (que, ¡ojo, no es que no merezcan ser escuchadas!).

Gustan del cine europeo, español y sudamericano, y también del de oriente próximo (iraní, afgano), siempre que sea “combativo”, de denuncia, o trate sobre alguna mujer perseguida o exiliada.

Sus gustos artísticos guardan relación con el arte contemporáneo, de vanguardia, experimental, conceptual, fotografía en blanco y negro, y videoarte, todo ello con temática aberrante, provocadora, escatológica… y  deshumanizada.

– He aquí una muestra/resumen de su pensamiento:

“Hay muchos hombres que forman parte de mi vida, mi padre es un hombre, mi novio es un hombre, mi mejor amigo es un hombre y mi hijo es un futuro hombre. Estos hombres me encantan, por supuesto. También hay un par de hombres que considero amigos. Me encantan, me gustan unos pocos hombres, pero los hombres como ‘género’, no merecen para mí más que el desprecio y la sospecha. ¿Por qué habría yo, u otra mujer cualquiera, de tener afecto por los hombres? Uno de cada cuatro hombres es violador.

Los hombres poseen muchos, muchísimos privilegios respecto de las mujeres, reciben trato de favor, trato preferente en casi todos los ámbitos de la vida. Cada hombre es un potencial maltratador, un posible agresor y abusador de cualquier mujer, que casi nunca conoce sus intenciones, cada desconocido es capaz de volverse violento cuando una menos lo espera, o tratar a las mujeres de forma cruel, y las estadísticas sobre la violencia masculina demuestran que no solo es posible, sino lo más probable. Aparte de los pocos que me han demostrado su amor y una cierta amistad que merezca la pena, voy a seguir odiando a los hombres, recelo de los hombres, seguiré sospechando, dudando de ellos, hasta que se me demuestre que no existe ya necesidad de seguir odiándolos, o teniendo recelo”.
“Bueno, en realidad, no es que yo odie a los hombres… pero…”.

Pues, lo dicho, quedan ustedes advertidos, si después de leer éste post, no sois capaces de reconocerlas, no será responsabilidad mía. Así que ya saben, si ven un partido político, sindicato, o cualquier agrupación, concentración-manifestación, evento, o acto social donde predomine el color lila. ¡Corran todo lo que sean capaces, no sean insensatos!

La paradoja de todo esto es que, cualquiera de estas puercas sifilíticas que se pinten todos los matojos de su cuerpo tienen mas opciones de acceder a un cargo público que una chavalita normal tradicional que tenga una carrera y un Master.

La última formación de ayuntamientos en España está asediado y parasitado por esta ralea impúdica y antisocial.

Lo único bueno que tienen estas perras satánicas, es, que no engañan a nadie, y que se las ve venir a un kilómetro de distancia. Cualquier retrasado que se deje devastar por una de éstas hienas, encima le tendrían que dar un par de hostias, por idiota.

El problema reside en ésas víboras hijas de puta, que necesitan cada mes 2.000 € solo para potingues, tangas y telefonía móvil. ¿En dónde las consiguen?

Las buenorras del grupo, ésas brujas que nunca han estudiado ni han cogido un mocho en su puta vida y que no saben freír ni un huevo. Ésas que cuando se casan y tienen un hijo engordan por arte de magia 50 Kg, y ya solo pueden meter su enorme culo en un chandal XXL del Decathlon, y que se pasan el dia entero con los rulos puestos y guaseando en la red. Ésas zorras que convierten al marido en un objecto, en un simio desnutrido, humillado, y reventado a echar horas como un loco en el trabajo porque nunca es suficiente para sus gastos………y al que por último, cuando esta más seco que la mojama, denuncian por maltratos dejándolo solo con los gayumbos que lleva puestos y en la puta calle porque se ha cansado de él, sin más.

O la sofisticada de gimnasio cincuentona, especializada en braguetazos manicura y peluquería. La depredadora de manual……… Otro dia escribiremos algo sobre estas pécoras desorejadas y viciosas. 

Veo por las calles a muchas de ellas. Por cierto, en la Administración casi todas ellas separadas o divorciadas. Una “progre” de estas con un sueldo de una media de 2.000 Euros al mes es difícil que acepte a un tío en su vida y en su cama todos los días. “Coarta” su libertad. Son como “amazonas” para las que los machos somos los zánganos de la colmena.

Es una especie que con los años se extinguirá. Atracción sexual nula. Imposible cortejar semejante especie, ni creo que nadie con un mínimo gusto estético lo haga. Obviamente, por eso deben estar tan resentidas con los hombres y odian a las mujeres muy femeninas, porque les hacen sombra. Donde esté una española de raza, femenina y con gracia que se quiten las demás…..

Personalmente creo que las "feminazis" son un producto de deshecho de las princesas poligoneras barriobajeras, ésas niñas que se crían en los barrios periféricos de las grandes y medianas ciudades, prostituidas desde la más tierna edad en busca de un hombre que las mantenga y les soporte todos sus problemas psicológicos con delirios de grandeza. 

Son un producto de nuestros medios de comunicación barriobajeros y sueñan con ser las mujeres de futbolistas o pegar un braguetazo con algún bobalicón con dinero. Nada de estudiar ni esforzarse, se consigue todo con el sexo y de éso, las inmigrantes, se llevan la palma.

Claro, la cosa, no acaba funcionando, sobretodo, cuando no son muy agraciadas físicamente. Entonces se convierten en femiprogres con todas sus consecuencias vengativas. Si consiguen atrapar una víctima, se enseñan con ella. Se maltrata, saquean para finalizar con una denuncia en el Juzgado de Violencia sobre la mujer y un pleito de divorcio super largo para martirizar a la víctima hasta acabar con él, o, las personas que no estén en su misma onda.

Las que no consiguen ni esto acaban de bolleras o pontificando sobre el feminismo y la opresión machista en ONGs pagados con dinero público, centros culturales, centros cívicos y otros antros de mala muerte. Ahora también van de políticas en Podemos o con los sociatas-nacionalistas más impresentables y otros partidos de deshecho social.

Y a los niños los llevan totalmente indefinidos sexualmente. Las de pelo azul, seguidoras de las actrices millonarias y mamás de horteras, especialmente peligrosas por los tocacojones que son.

Llevan los Pantalones cagaos. Ésas creen verse con ese tipo de pantalón como aladino y no saben, que lo que son en realidad, es unas ridículas guarras sin opinión propia.

Estamos en una guerra cultural contra ciertas hordas de pseudopensadores que abusan de la confusión mental y de los resortes psicológicos de las masas para propagar nociones putrefactas pero eficaces. ¿No sería mejor que las derechas, o los tradicionalistas o los que sean, cultivasen ésas denostadas carreras de humanidades para poder poner a dichas sujetas en evidencia? 

La filosofía bien comprendida, en particular, es particularmente útil para desenmascarar toda esa futilidad corrosiva y para profundizar en el sentido auténtico de la tradición, la nación, la religión, etc. El abandono de las humanidades -el sueño de la razón no tecnológica- produce estos monstruos.

El lado SINIESTRO (de las izquierdas-radicales) de la vida siempre tiene recursos ,métodos y maneras para formalizar y marcar a sus fans.

Desde que Cain inventó el socialismo ácrata, socializando los bienes de su hermano que tenia el defecto de ser currante, trabajador, positivo y productivo, el clan de los parásitos siniestros siempre han buscado su “justificación”.

El Plan Kalergi del "DOMINIO TOTAL DE LOS MASONES EN EL MUNDO" a pleno rendimiento. La historia ya está escrita.

Propongo que se emplee la denominación de HEMBRISTAS – opuesta a la de machistas, que utilizan ellas- conjuntamente con la de ‘femiprogres’. Las cuestiones de lenguaje son muy importantes y de gran trascendencia social.

Otro colectivo creciente: los hombres feministas.

El hombre feminista suele ser joven o muy joven(entre 16 y 28 años), suele ser o perroflauta o directamente homosexual con mucha pluma. Su aspecto suele ser el típico de ésos colectivos.
También hay una pequeña minoría de viejos feministas y suelen ser pijoprogres devenidos del troskysmo y el comunismo más patético y rancio. Su misantropía suele ser causada por una especie de mezcla de complejo de culpa y de Edipo.

Se autodenominan progresistas y son en realidad las nuevas españolas que genéticamente conservan los rasgos célticos de sus antepasados milenarios pero el cerebro lo tienen podrido del multiculturalismo pues han llegado a un lavado de cerebro tal que si no mantienen relaciones sexuales con inmigrantes no son buenas personas de cara al régimen MASÓN a lo sumo pueden juntarse con miembros de la izquierda-retrógrada radical más arcaica de podemos con rastas o con coletas y tener relaciones sexuales con inmigrantes negros moros´,  guachupinos y lo que se tercie.

También son dadas a llamar por la noche desveladas a programas de radio para decir sandeces en plan académico de las cuatro consignas que les han enseñado, que si dependencia emocional y esa serie de consignas a manera de escudo o escusa para evitar su fracaso de vida incluida la sexual.

Me faltan algunas “cualidades” más acentuadas y escabrosas, pero me abstengo, porque es tanto lo que me ruborizo, que no me atrevo siquiera ni a exponerla…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

dora a fregar tu madre que fue muy puta machista.
si adivinas de donde comento te doy por el culo, tarado.

Doramas Doramas dijo...

Puedes escribir lo que desees, pero te recuerdo que "SOLO TÚ" eres el responsable de tu comentario y con ello defines claramente tu cultura y tu educación.

Anónimo dijo...

jo